3

El gran atraco: la tinta de las impresoras

Por si acaso no lo has notado, esos carísimos cartuchos de tinta que compras para tu impresora cada día traen menos cantidad del preciado líquido. Para darte un ejemplo, el cartucho Epson T032 que hace unos años atrás traía 16ml de tinta, ahora solo tiene 3.5ml. Algunos de los cartuchos para las impresoras de Hewlett Packard que antes contenían 42ml de tinta, ahora solo tienen 5ml. Lo mismo sucede con el modelo de Canon PGI-525BK que ahora solo tiene 19ml de tinta, comparado con el modelo anterior, el BCI-3BK que contenía 26ml. Estas compañías están simplemente usando el mismo tamaño de cartucho, pero con menos tinta en su interior. En los peores casos, los cartuchos que contienen los 3 colores (magenta, cian y amarillo) solo contienen 2ml de tinta de cada color.

A pesar de que el costo de producir tinta para las impresoras se ha mantenido estable, el precio que el consumidor paga por ella ha ido subiendo cada año. Se calcula un litro de tinta puede costarle al fabricante unos $20 dólares, sin embargo cuando lo envasa en los cartuchos, puede sacarle hasta $700 dólares por litro.

Hace algunos años, los usuarios comenzaron a buscar alternativas para rellenar sus cartuchos de tinta. Decenas de compañías empezaron a fabricar cartuchos que eran compatibles con ciertas impresoras, sin embargo las compañías como Lexmark, Brothers y otras contrarrestaron esta opción insertando unos microchips en las impresoras. Estos microchips chequeaban que el cartucho tenía el mismo microchip del fabricante. De no tenerlo, la impresora simplemente se negaba a trabajar. Otras compañías, como Canon y HP informaron al consumidor que si usaban tintas o cartuchos que no eran originales, la garantía de fábrica de la impresora quedaba anulada. Algunas de ellas, inclusive han llegado a demandar a los fabricantes de cartuchos alternativos alegando que están infringiendo patentes al duplicar el diseño y la tecnología de los cartuchos.

Los fabricantes de impresoras se han dado de cuenta que la ganancia real no está en vender impresoras, sino en vender la tinta, por eso es que han disminuido el costo de las impresoras. Una impresora que hace unos años costaba $250 dólares, se puede conseguir ahora por menos de $150, inclusive un modelo más avanzado. Para no ir más lejos, la última impresora que compré hace unos meses atrás fue una HP Photosmart Plus B210. Es una excelente impresora multiuso con Wi-Fi incorporada, que inclusive me permite imprimir documentos con solo enviarle un email, desde cualquier parte del mundo. Pagué unos $85 dólares por ella, sin embargo a la hora de rellenar los cartuchos, me costará $22 por la tinta negra y $27 por los cartuchos de colores. Más de la mitad de lo que pagué por la impresora.

Las compañías han justificado reducir la cantidad de tinta que traen los cartuchos argumentando que la tecnología ha hecho que los inyectores de tinta de las impresoras se vuelvan mucho más eficientes y desperdicien menos tinta, sin embargo la realidad es que al disminuir la cantidad de tinta que trae el cartucho y mantener los mismos precios altos, el usuarios no se beneficia en nada, al contrario paga más por menos.

Send to Kindle

Archivar en: Hardware, Ultimas Tags: , , , ,
Read our RSS in English

Mantente al día

Comparte este artículo

Related Posts

3 Respuestas to "El gran atraco: la tinta de las impresoras"

  1. Santiago says:

    Excelente artículo, personalmente opté por comprar cartuchos remanufacturados, me parece una gran opción en lo que se refiere a costo/calidad.
    Felicidades por el sitio!!

Deja una respuesta

Submit Comment

© 3333 Tecnomundo. Todos los derechos reservados.